Créditos hipotecarios: ¿Qué elementos considerar a la hora de solicitarlo?

Existen varios puntos tu asesor hipotecario e institución financiera deberán revisar junto a ti al momento de solicitar y otorgar el crédito. En este post te contamos cúales son los puntos más importantes a considerar.

La compra de un inmueble suele ser una de las decisiones más importantes en la vida de una persona; ya sea para vivienda o como inversión, se trata de un bien tangible que aumentará su valor anualmente.

A su vez, es importante tener en cuenta que la adquisición de un crédito para una casa, o un crédito para un departamento, impactará a largo plazo en las finanzas personales. Por eso, cuando pienses en obtener ese crédito para tu casa, toma nota de estas recomendaciones que los expertos de Mudafy te brindan:

Finanzas personales y nivel de ingresos

En primer lugar, el factor que delimitará el crédito a solicitar, es sin duda alguna, las finanzas personales. En la administración de la economía de cada uno existen los gastos fijos como los gastos variables. Los primeros son aquellos que mes a mes abonamos y que ocupan un porcentaje del salario fijo. En ese porcentual deberemos contemplar el monto a pagar mes a mes del crédito hipotecario que obtengamos. Si aún no has realizado esta cuenta, te invitamos a que hagas ese ejercicio. Los gastos variables serán los que puedas ajustar en base al excedente que te quede de tu sueldo.

Al momento de solicitar un crédito hipotecario deberás comprobar ingresos legales. Como regla, las instituciones financieras solicitan comprobante de ingresos por aproximadamente $30,000 por cada millón solicitado y no permiten el endeudamiento por más del 40% del ingreso mensual del solicitante. Incluidos en esta cifra se encuentran créditos personales, automotrices, de tarjetas de crédito, servicios, entre otros.

Un TIP para cuando realices esta tarea: puedes considerar tramitar el crédito hipotecario sumando otro salario, además del tuyo. ¿Cómo? Existe la posibilidad de unificar salarios ya sea con tu cónyuge, pareja, o cualquier otro parentesco/ vínculo. Hay instituciones financieras que actualmente permiten la suma de ingresos de dos personas con o sin parentesco, a fin de elevar el monto de crédito, lo cual les permitirá contar con una suma mayor para el enganche, así como aspirar a una vivienda con mejores cualidades.

CAT (Costo Anual Total)

El Costo Anual Total es una medida estandarizada del costo de financiamiento, expresado en términos porcentuales anuales que, para fines informativos y de comparación, incorpora la totalidad de los costos y gastos inherentes a los créditos que otorgan las instituciones.En términos simples, es el monto que deberás cubrir por tu préstamo, después de sumarle seguros, comisiones, avalúo, intereses, entre otros. Para saber cuál es la mejor opción para ti hay que tomar en cuenta varios factores como edad, estado civil, manera de generar ingresos, monto para enganche, suma de deudas y comportamiento histórico de las mismas, planes con la propiedad, situación patrimonial, entre otros.

Buro e historial crediticio

Una vez realizada esta tarea, la segunda sugerencia es revisar si tienes un buen historial crediticio. ¿Cómo puedes verificar esto? Primero haciendo un análisis propio de cómo te comportas con tus pagos. Aquí debes considerar no solo el pago de tus tarjetas, sino también el de los servicios: el cable, la luz, etc. El comportamiento de tus pagos se ve en el Buró de Créditos.

¿Qué es un Buró de créditos? Es una empresa privada, autorizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con opinión del Banco de México (Banxico) y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que tiene por objeto recopilar, analizar y entregar información crediticia de personas físicas y morales, a entidades que así lo requieran.

Plazo del crédito y posibilidad de Prepago

Cuando comenzamos a listar los puntos a evaluar, hablamos del tiempo y de la relevancia de considerar que por algunos años esta adquisición tendrá un impacto real en tus finanzas. El plazo de un crédito hipotecario va de los 7 a los 20 años. La decisión del plazo estará sujeta a tu capacidad de endeudamiento, tu edad e ingresos.

A su vez, dependiendo la institución financiera con la que se adquiera el crédito, existe oportunidad de realizar prepagos sin penalización, obteniendo así beneficios como la reducción del monto mensual o número de plazos.Posterior a la autorización de crédito, estos tienen una vigencia de 3 a 6 meses para hacerse efectivos, por lo cual la firma de la escritura pública de compraventa deberá realizarse dentro del plazo estipulado. Por ello es muy importante que a la par de realizar el trámite crediticio, dediques tiempo a empezar a buscar tu próximo hogar, esto te dará beneficios como mayor poder de negociación sobre el costo final.

Modalidad del crédito

Llegando casi al final de los puntos a evaluar, nos encontramos con la modalidad de pago. Están los créditos de vivienda con tasa fija como los variables. Esto dependerá de tu situación económica, y del banco prestador del crédito.

Gastos y otros factores a considerar

Siguiendo con las recomendaciones, otro punto relevante que debes saber es que un crédito hipotecario para una vivienda se compone de distintos gastos: los seguros, las comisiones, avalúo, intereses, entre otros. Para saber cuál es la mejor opción para ti hay que tomar en cuenta varios factores como edad, estado civil, manera de generar ingresos, monto para enganche, suma de deudas y comportamiento histórico de las mismas, planes con la propiedad, situación patrimonial, entre otros. ¡Tranquilo! Si bien puede resultar una tarea complicada, Mudafy cuenta con asesores que te ayudarán a realizar en equipo este análisis.

¡Ya te encuentras casi listo para solicitar tu crédito hipotecario!

Una vez analizados todos estos puntos (te recomendamos realizar un documento donde vayas anotando estos puntos y así evaluando las posibilidades) llega el momento de solicitar el crédito.

La obtención del dinero una vez aprobado por la institución financiera elegida puede demorar entre 45 a 60 días.

Una vez aprobado, llega el momento más divertido de todo el proceso de la obtención del crédito hipotecario. Comenzar a ver viviendas, apartamentos, casas para dar ese gran salto y tener la vivienda propia.

Esta búsqueda requiere de mucha atención y evaluación de otras tantas variables. Por suerte existen aliados como Mudafy, que cuenta con un equipo de expertos que te ayudarán a elegir la mejor propiedad que se adecúe a tus necesidades.