Crecimiento inmobiliario en México 2021

A la hora de comprar y vender una propiedad, el foco está puesto en un principio en el precio del inmueble y muchas veces se pasan por alto los costos asociados a la transacción. En este articulo te contamos todos los costos asociados que tienes que tener en cuenta a la hora de una transacción inmobiliaria.

Luego de dos períodos marcados por la pandemia y su consecuente congelamiento de proyectos y cierre económico, el mercado inmobiliario mexicano finaliza el 2021 mostrando sus primeras señales de recuperación. Es que entre enero y abril la demanda creció un 67% en comparación con el mismo período del año precedente; un porcentaje que no sólo destaca por su impacto, sino que inaugura un panorama sumamente alentador para el 2022.


    Entre las principales razones que motorizaron este crecimiento se encuentran aquellas derivadas de las formas de habitar y trabajar propias de la nueva normalidad, sumadas a la demanda acumulada de quienes decidieron esperar y no realizar ningún movimiento en 2020 debido a la incertidumbre económica ocasionada por la pandemia. 


Sobre esto último, los mexicanos mantuvieron sus intenciones de adquirir una vivienda y no reducir su presupuesto para ello. Este hecho que se vio impulsado por el crecimiento del PBI de este año en niveles del 19.7%, la disponibilidad, cada vez mayor, de herramientas crediticias y la variación al alza de alrededor del 7.1% en el costo de las propiedades con crédito hipotecario, según datos de la Sociedad Hipotecaria Federal. 


Los números hablan por sí solos, pero desde el punto de vista cualitativo, se dieron nuevas tendencias que vale la pena seguir de cerca:



Todo cambia, incluso el inmueble a elegir


El hecho de pasar más tiempo en el hogar derivó en el repunte de la demanda de viviendas, más allá de departamentos y oficinas. Más aún, en aquellas con áreas de esparcimiento naturales y al aire libre como jardines, terrazas o balcones.


Por otro lado, la nueva realidad resultó en la búsqueda de espacios donde vivir y trabajar al mismo tiempo. Ante este escenario, repuntó la demanda de proyectos de usos mixtos que resuelven la fórmula completa para quienes buscan un espacio de trabajo, vivienda y locales comerciales, todo en un mismo lugar.

Guías relacionadas