¿Tu cliente tiene dudas sobre su crédito hipotecario? Respóndele con seguridad

No contar con los recursos necesarios para realizar una operación inmobiliaria puede tirar todo el esfuerzo. Nuestros expertos en créditos hipotecarios

En tu experiencia, probablemente te has encontrado con clientes que no cuentan con recursos propios para comprar una propiedad. En México, es un escenario cotidiano que se ha podido atender con el apoyo de un crédito hipotecario, una herramienta indispensable para que las personas puedan adquirir la propiedad de sus sueños.

Para estos casos, tú que ya sabes bien qué es un crédito hipotecario, debes tomar en cuenta que tu cliente pocas veces sabrá a ciencia cierta de qué trata contratar uno, qué tanto le puede ayudar, qué tipos existen, los plazos para pagarlo, la deducción de impuestos, qué necesita tomar en cuenta para solicitar uno, etcétera. Entonces, ¡es tu momento de ayudarle a informarse!

Por eso, hoy te traemos esta información que a tu cliente le será de mucha ayuda si decides compartírsela para que pueda aclarar todas sus dudas antes de contratar un crédito hipotecario y adquirir esa propiedad que tanto desea:

1. Un crédito es...

En términos simples, es un préstamo que un banco o una institución financiera facilita a las personas o empresas para que puedan comprar un inmueble, ya sea para vivienda o inversión, dejando en garantía el mismo hasta que el préstamo se liquide en su totalidad.

2. Seguros obligatorios para cubrir esta garantía

Como lo mencionamos arriba, hasta que la deuda sea liquidada por completo, la propiedad permanecerá hipotecada a favor del banco. Esto obliga al contratante, por ley, a contratar coberturas tanto contra daños que pueda sufrir el inmueble, como por la muerte del deudor, es decir, un seguro de hogar y uno de vida.

3. Los créditos hipotecarios son deducibles de impuestos

Tu cliente puede tener un gran beneficio que quizás ni siquiera había analizado antes. Asegúrate de brindar esta información, ya que puede impulsar mucho su toma de decisión.

4. Los plazos de pago para liquidar un crédito hipotecario...

Pueden ir desde los 5, 10, 15, 20 y hasta 30 años, dependiendo de la institución financiera que lo provea y de la salud económica y perfil del solicitante.

5. Existen muchos tipos de créditos y diferentes esquemas de pago

Por ejemplo, algunos bancos pueden financiar hasta el 90% del valor de un inmueble o instituciones financieras que co-financian con bancos y cubren hasta el 100% del valor de la propiedad.

6. Para ser sujeto a crédito, tu cliente únicamente necesita:

Presentar una solicitud de crédito, identificación oficial, comprobante de domicilio, CURP, RFC, comprobante de ingresos y una constancia de situación fiscal.

7. Un crédito es un compromiso que puede abarcar hasta el 30% de los ingresos

Por lo tanto, la primera reflexión que debe hacer tu cliente es analizar si cuenta con una capacidad de pago suficiente para cubrir este gasto o esta inversión sin que esto signifique un problema de sobreendeudamiento.

8. Este beneficio te lo ofrecerán pocos bancos

En muchos casos, los gastos extra como el avalúo y servicios notariales no están contemplados dentro del crédito que le facilitarán a tu cliente.

Es por eso que, si el interesado encuentra alguno que incluya este tipo de desembolsos, debe analizar de nuevo esa opción pues será una magnífica ayuda, ya que estos gastos pueden resultar en fuertes cantidades de dinero.

9. OJO: en caso de no cumplir con las condiciones de pago:

El solicitante se enfrentará con los siguientes escenarios:

  • Por un mes de atraso, se generarán intereses moratorios. Por lo general, estos intereses serán mayores a los que se pagan de forma habitual por el crédito contratado.
  • En ese caso y al cabo de tres meses de incumplimiento en el pago, se congelará la tasa de interés pero se continuarán pagando intereses moratorios.
  • Cuando este plazo de adeudo se rebasa, el banco puede iniciar un juicio en contra del solicitante y quitarle el inmueble para recuperar el crédito.

10. Comparar e informarse

Recuerda sugerirle a tu cliente que siempre se informe muy bien y compare los requisitos en diferentes instituciones financieras.

En los portales electrónicos de las instituciones y de los bancos existen herramientas que funcionan como comparadores de crédito hipotecario de la oferta, para que tu cliente pueda elegir la que más le convenga según sus condiciones, posibilidades y lo que busca. De igual forma, la CONDUSEF ofrece también una herramienta digital para que revisen las condiciones y costo de los diversos productos que tienen los bancos, lo cual les será de mucha utilidad.

11. Variables más importantes para tomar en cuenta al pensar en solicitar un crédito hipotecario

Para solicitarlo, primeramente se debe planear un presupuesto que verifique con anticipación la capacidad de pago del solicitante. Esto le dará armas para definir el tipo de producto que necesita, los plazos a los que contratará y los montos (con intereses) que pagará mensualmente (es importante recordar que el compromiso será por varios años).

Una vez hecho esto, antes de adquirirlo, debe tomar en cuenta variables como el enganche que deberá dar, gastos notariales, seguros, pagos mensuales y totales, intereses y duración del crédito.

12. ¿Cómo saber cuál es el mejor crédito hipotecario?

Para saber esto, se necesita asesoría no solo crediticia, sino notarial, jurídica y, en caso de así requerirlo, asesoría fiscal. Suena costoso, ¿cierto?

Recuerda que en Mudafy, tu cliente y tú cuentan con asesoría completa SIN COSTO alguno durante todo el proceso con nosotros.

Así, ambos pueden estar tranquilos de que el cliente está eligiendo la mejor opción de la mano de nuestros expertos en crédito hipotecario y derecho inmobiliario.

Guías relacionadas