Título de propiedad: ¿para qué sirve?

El título de propiedad es tu garantía legal de propiedad y seguridad en bienes raíces. Entérate cuál es su importancia. ¡y más!

El título de propiedad de un terreno, una casa o cualquier otro tipo de bien inmueble es sumamente importante, ya que no solo da cuenta de la propiedad legal, sino que permite realizar operaciones de compraventa con él.

Muchas veces los términos escrituras y título de propiedad se suelen confundir, asumiendo que se trata de lo mismo. Sin embargo, existen algunas diferencias importantes, y las personas que están en el proceso de comprar una casa deben conocerlas.

Asimismo, es necesario que entiendan qué se necesita para tramitar el título de propiedad, a dónde deben ir para lograrlo, y qué tienen que hacer en caso de que noten que existe algún problema con el documento.

¿Qué es el título de propiedad de una casa?

El título de propiedad es un documento legal que contiene toda la información relevante sobre un inmueble, incluyendo el nombre del propietario, la ubicación, las medidas, y las restricciones o gravámenes que puedan haber sobre él.

Este documento es sumamente importante para la compra o venta de una casa, ya que garantiza la seguridad de la transacción. Con él se certifica que el propietario registrado tiene el derecho legal sobre el inmueble, y que puede disponer de él según lo que considere conveniente.

¿Diferencia entre el título de propiedad y una escritura?

Aunque se suelen confundir, y muchas personas piensan que título de propiedad es lo mismo que escrituras, la verdad es que existen algunas diferencias muy importantes.

Por un lado, podemos decir que el título de propiedad es el documento que se utiliza para vender un inmueble, que certifica a la persona o personas como dueños, y que aporta el derecho legal a su uso.

Por el otro, la escritura es un medio de transferencia de la propiedad, e incluye información sobre los detalles de pago y sobre cualquier acuerdo especial que se haya realizado en la operación de compra-venta. 

¿Dónde tramitar el título de propiedad de una casa?

En México, el título de propiedad se debe tramitar en las oficinas del Registro Público de la Propiedad y el Comercio. Dependiendo del estado en el que se esté esté llevando a cabo la operación de compra-venta, la ubicación de esta oficina puede variar, así que lo mejor es verificar directamente en la página oficial de esta entidad gubernamental.

En los casos en los que se trata de la compra de una propiedad, a través de un crédito hipotecario otorgado por una institución bancaria, o por una institución federal como el Infonavit o el FOVISSSTE, no es necesario hacer ningún trámite, porque estas instituciones se encargan de todo.

¿Qué se necesita para tramitar el título de propiedad?

Para sacar el título de propiedad de un terreno o un inmueble en México, se deben presentar diferentes documentos, dentro de los que se encuentran la escritura, el avalúo, el contrato de compraventa y el certificado de libertad de gravamen. Además, se deben pagar las tarifas correspondientes para el trámite.

Lo ideal, si tienes dudas respecto a lo que debes hacer, es que consultes a un notario público. Estas personas no solo pueden brindarte asesoría, sino que te pueden acompañar a lo largo de todo el trámite y asegurarse de que todos los aspectos legales de la vivienda están en orden. 

¿Qué pasa con el título de propiedad al vender o comprar una casa?

Cuando ambas partes llegan a un acuerdo y firman el contrato de compraventa, el documento de propiedad se transfiere del vendedor al comprador. Es decir, el título de propiedad se actualiza con el nombre del nuevo propietario.

Si todo avanza de acuerdo a lo planeado, se registra o se cambia la titularidad sobre la propiedad en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio. Donde queda asentado el historial de los procesos jurídicos del inmueble.

Antes de realizar esto, es necesario que el comprador verifique que todo está bien con el título, y que no se van a presentar problemas de ningún tipo con el documento.

Problemas más comunes con los títulos de propiedad

Sacar el título de propiedad de una nueva casa no suele ser algo tan complicado, más difícil puede ser lidiar con los problemas que se suelen presentar con las propiedades que tienen asociadas deudas pendientes, o que no tienen un título de propiedad auténtico y legal.

Conocer estos problemas te puede ayudar a prevenir problemas en el futuro, y sentirse seguro al momento de realizar una operación de compraventa de inmuebles.

Títulos de propiedad vinculados a una deuda

Uno de los problemas que se pueden presentar con el título de propiedad es que el inmueble esté vinculado a una deuda pendiente. Esto implica que no se puede realizar ninguna transacción de compraventa hasta que la deuda esté saldada o hasta que se haya llegado a algún acuerdo con el acreedor.

En estos casos, el comprador debe asegurarse de que el problema se resuelva, antes de avanzar con las negociaciones. En algunos casos, también se requiere contar con la asesoría de especialistas en bienes raíces para encontrar soluciones adecuadas.

Títulos de propiedad falsificados

En este punto ya está claro qué es un título de propiedad, pero ¿cómo saber si un título de propiedad es legal?, ¿cómo se diferencia de un título de propiedad falsificado?

La falsificación de títulos de propiedad es un problema que afecta a las personas que compran casas, porque pueden estar expuestas a estafas y perder su dinero. En estos casos, lo mejor es verificar la autenticidad de los documentos en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio, y confiar la verificación del documento a un notario público.

Encuentra tu próxima propiedad en México
Ver todas las propiedades
Guías relacionadas